miércoles, 30 de enero de 2013

Aceites esecenciales para la piel


Puede parecerte raro usar aceites para limpieza facial, pero los aceites puros como los aceites esenciales pueden disolver el aceite o sebo del rostro; y sin eliminar los aceites naturales que protegen la piel, lo cual sí ocurre con muchosproductos de belleza químicos que solemos usar. 

Ahora, para usar aceites esenciales hay que saber cuáles usar para cada tipo de piel. Sí, incluso las pieles grasosas o acneicas pueden beneficiarse del uso de estos productos naturales. 



Para la limpieza de la piel el mejor aceite esencial es el aceite de castor. Lo malo es que suele secar mucho la piel, por lo que es bueno combinarlo con otro aceite acompañante para lograr un balance adecuado para tu tipo de piel: 
  • Piel grasa: 30% aceite de castor y 70% de aceite complementario
  • Piel normal: 20% aceite de castor y 80% de aceite complementario
  • Piel seca: 10% aceite de castor y 90% de aceite complementario
  • Piel muy seca: utilizar un aceite complementario


Aceites complementarios

  • Oliva: todo tipo de piel, especialmente piel seca
  • Jojoba: todo tipo de piel, especialmente piel acneica, grasa, sensible y normal
  • Almendra dulce: todo tipo de piel, especialmente piel grasa y normal
  • Aguacate: todo tipo de piel, especialmente seca, sensible, con picor y envejecida
  • Semilla de uva: todo tipo de piel, especialmente piel acneica y grasa
  • Semilla de albaricoque: dulce: todo tipo de piel, especialmente piel seca, sensible, normal y envejecida
  • Kukui nut (nuez de la India): dulce: todo tipo de piel, especialmente piel seca y normal


Limpieza facial con aceites esenciales paso a paso

  1. Enjuaga tu rostro con agua.
  2. Hasta masajes circulares en el rostro con la combinación de aceites por dos minutos. También puedes remover el maquillaje de los ojos y pestañas con los aceites.
  3. Remoja una toalla limpia en agua caliente (que no queme, por supuesto) y ponla en tu cara por 10 a 15 minutos.
  4. Con esa toalla remueve el aceite y las impurezas de tu rostro. 


¿Te animas por este sistema natural –y económico- de belleza?

No hay comentarios:

Publicar un comentario